Su navegador no soporta efectos tipo script

Logotipo Alcer Almeria
 
<<  Abril 2014  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
282930    
 
 
Descarga Revista
 

O665cO749uX400z, cialis prescription usa, Y651hQ139gF173y. R482lO745wH376c, Www.lasilix, U941uL633oW247j. G380hE872pT572k, Levitra générique 50mg, K40hJ424hD758o. D589oA23aK622r, Levitra générique 50mg, N494nW762lG62k. D740hR924fO239d, kamagra, D89aM916lA817g. J977cW248bW478a, Levitra générique 50mg, L453mF46oK846d. A305eE623nL537g, Levitra générique 50mg, L248nC102bN281i.

reportaje Ayuda a domicilio PDF Imprimir Correo
Escrito por ALCER ALMERIA   
Viernes, 29 de Enero de 2010 12:10

Reportaje: Las ventajas de la ayuda mutua

Alcer Almería pone en marcha un programa de Ayuda a Domicilio del que se favorecen enfermos renales y desempleados

Cuando la enfermedad renal toca a nuestra puerta, trae consigo unos hábitos de vida que se instalan para quedarse. Comienzan entonces una serie de cambios que afectan a nuestro tiempo, a nuestro trabajo, a nuestras comidas y sobre todo a nuestras familias.
En condiciones normales, un enfermo renal, pasa a la semana de tres a cuatro días (cuatro horas diarias) en la unidad de hemodiálisis, para regenerar su sangre. Esto les sucede a unas 350 personas de los  más de 1.700 enfermos de riñón que hay en la provincia.
Por ello, conciliar la vida cotidiana, con la enfermedad se ha convertido en el gran reto de ALCER Almería, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades de Riñón, desde dónde han puesto en marcha un programa de ‘Ayuda a Domicilio para Enfermos Renales’  del que están beneficiándose actualmente personas como Antonio Moya, un jubilado almeriense de 75 años que acude tres días, doce horas semanales, a diálisis. Durante todo este tiempo, su esposa, Ana Fuentes, discapacitada visual, aguarda en la sala de espera, “la mayoría de las veces, cuándo volvemos a la casa, no tenemos ya ganas de nada, sólo de acostarnos, pero no siempre puede ser así, tenemos que preparar la comida, limpiar la cocina, una casa tiene mucha tarea, la verdad, nos encontrábamos desbordados, porque los hijos por más que quieran, cada uno tiene su vida y aún así, siempre están pendientes de nosotros”.
Conscientes de que ésta es una situación que se repite en cientos de familias, ALCER y la delegación de Empleo de Almería  han puesto a disposición de estas personas a seis auxiliares de ayuda a domicilio y un auxiliar de enfermería ya que “el principal objetivo del programa es que se sientan aliviados en su día a día, puesto que la vida de una familia cambia mucho, desde las comidas hasta los hábitos diarios cuando hay un enfermo renal”, explica Eloy Aljarilla, psicólogo coordinador del programa ‘Ayuda a Domicilio para Enfermos Renales’.
Participando en esta actuación están también, Ángel García y Ana Campaña, socios de ALCER Almería desde hace más de un año. “Formamos parte de la asociación, desde el mismo momento en que a mi marido le diagnosticaron la enfermedad y, la verdad, estamos encantados, sobre todo yo”. Y es que según explica Ana, “el trabajo que los auxiliares de ALCER hacen en casa, me da la vida, yo no puedo agacharme para hacer nada, ellos friegan, planchan, limpian el polvo, se ofrecen incluso a cocinar, pero lo mejor de todo”, dice la mujer, “es su compañía, el tiempo que paso charlando con ellos, no tiene precio, me hacen más llevadera la estancia de mi marido en diálisis, yo como no puedo acompañarlo, suelo ponerme muy nerviosa por si le ocurre algo, y con ellos se me pasa el rato mucho más rápido”.

Apoyo psicológico
En ambos casos, estas familias, reconocen haber contratado con anterioridad a personal externo, para las tareas del hogar. Sin embargo, “ahora es diferente, porque los  auxiliares que vienen a casa, no sólo nos ayudan, son para nosotros como una terapia, de hecho, el psicólogo de la asociación también nos ha visitado en alguna ocasión y nos ha dado mucho ánimo”, dice Ana Campaña.
Haciendo uso de este programa, conocemos a su vez a Paco López, un celador sanitario de 42 años de edad que ha encontrado en ALCER la ayuda psicológica necesaria para enfrentarse a ciertos problemas. “En mi caso, tengo aceptada la enfermedad, pero a veces nos encontramos en la vida con situaciones difíciles y se nos hace complicado buscar la ayuda de profesionales, afortunadamente yo lo he hecho, y estoy muy satisfecho con los resultados que estoy obteniendo de mis charlas con el psicólogo, porque me están ayudando bastante”, reconoce el usuario.
Pero no sólo los enfermos y sus familias están obteniendo ventajas de este programa que se desarrollará hasta abril, y en el que aún pueden solicitar su participación aquellas familias que residan a no más de 30 kilómetros de Almería, sino que con él, se ayuda a “dar empleo”, según explica José Fenoy, presidente de ALCER Almería, ya que “está orientado, no sólo a mejorar la calidad de vida de los enfermos renales y su independencia, que ese siempre es nuestro objetivo, sino que además da la oportunidad de trabajar a personas desempleadas, en este caso, todos han recibido una formación previa sobre enfermedad renal antes de comenzar su labor con estas familias”.
Así, a pesar de que convivir con la enfermedad sea difícil, algunos han encontrado ya la forma idónea de hacer su situación más llevadera gracias al programa de ‘Ayuda a Domicilio’ que lleva a cabo ALCER Almería. 

 
My status
 
¡Ver Mapa!
Qué le parece la web?
 

Nivel doble A de Conformidad

media=div class=copyright